Tostones version light – inspiracion Cubana

Hace un tiempo atrás publiqué la receta de un “potaje de frijol negro” al estilo cubano, en la cual incluí cómo hacer tóstones, pero al estar dentro de otra receta, ella quedó como olvidada.

Los tóstones son pedazos grandes de plátano, fritos, aplastados y vueltos a freir, que luego son aderezados con sal y ajo machacado, dando como resultado un trozo crujiente de plátano por fuera y una masa tierna por dentro, que junto al sabor del ajo tienen como rersultado una fiesta de sabor. Son realmente exquísitos…y peligrosos.

Cómo tradicionalmente éstos plátanos son fritos dos veces, comerlos muy seguido puede tener consecuencias en nuestra figura y arterias, por lo que yo prefiero usar el horno al final para darles esa textura crujiente y que no me queden tan pesados.
Esta forma de hacerlos es mucho más saludable, ya sea usando una friedora de aire u horno a convección que tenga “circulación de aire” de preferencia, pero en horno convencional quedan igual de buenos!

Son ideales como acompañamientos, antojitos o aperitivos, en fiestas, reuniones o simplemente para alegrar el guiso de frijoles que tengas ese día.

Esta es la receta:

Tóstones version light

  • Servings: 3 a 4 personas
  • Print

Ingredientes:

3 plátanos verdes

Aceite vegetal para freir

5 dientes de ajo

1 cucharada de sal de mar

pasos:

  1. Pelar los plátanos cortando las puntas primero, y luego haciendo incisiones a lo largo del plátano. Con la punta del cuchillo tratar de quitar la piel solamente.
  2. Cortar en lazcas de 2.5 cms de ancho (1 pulgada).
  3. Machacar el ajo en un mortero junto a la sal, si no tienes mortero, puedes usar cualquier método para picar finamente el ajo y añadir la sal después.
  4. En un sartén a fuego alto poner aceite suficiente para freir. Una vez esté caliente comenzar a frier los trocitos de plátano, procurando que no se peguen entre sí. Puede tardar cerca de 2 minutos, se retiran a un bowl con papel absorvente una vez estén dorados y dejar enfriar unos minutos.
  5. Aplastar cada trozo de plátano. Para hacerlo puedes usar un trozo grande papel absorvente, poner el trozo de platano entre el papel doblado y con un plato o palo de amasar aplastarlo. El plátano quedará machacado con una forma irregularmente redonda.
  6. Una vez tengas tus plátanos aplastados, ponerlos en un bowl junto a la mezcla de ajos y sal, mezclar procurando que queden inpregnados en ajo.
  7. En una lata o recipiente para horno con papel para hornear poner los plátanos relativamente separados unos de otros y llevar a horno precalentado a 390ºF o 200ºC por 10 minutos apróx.

Si tienes una freidora de aire, sigue los pasos hasta el número 3, luego en vez de ponerlos a freir, agrega una cucharada de aceite vegetal al bowl con plátanos y mezcla bien, procurando que todos tengan un poquito de aceite. Llévalos a la freidora de aire o al horno en modo “circulación de aire” a 200ºC o 390ºF durante 15 minutos. Luego retoma el paso 5 hasta terminarlos. Con esta opción los plátanitos quedan casi tan ricos como los originales, y bastante menos fuertes en grasa.

No voy a negar que me encantan los tóstones tradicionales, pero como me gusta comerlos seguido, en casa trato de usar este método regularmente. Cuando hay una reunión o una fiesta y veo tóstones los como sin culpa porque los pruebo bien a lo lejos en su versión original. Claramente tengo que decir que ésta más que una receta cubana es una idea inspirada en un plato tracional cubano, que se asemeja muchísimo a la real.

Como siempre si tienes alguna duda, consulta o comentario, no dudes en contactarme aquí o en Instagram y Facebook, estaré feliz de contestar!

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s